EL ARTE DE LA RINOPLASTIA

Erase un hombre a una nariz pegado, narraba Quevedo en forma de verso, hace ya unos cuantos siglos, para referirse a un caballero con un apéndice nasal demasiado grande. Al igual que las palabras del poeta, la rinoplastia o cirugía de nariz es un arte, no una disciplina literaria, pero sí una arquitectónica o escultórica que depende tanto de la precisión milimétrica como del sentido estético del cirujano.

La rinoplastia es una de las intervenciones más frecuentes en nuestra clínica y su objetivo principal es conseguir el mayor resultado armónico, no solo de la nariz como estructura separada, sino de esta con respecto al resto de la cara. Pero no menos importante será mejorar su capacidad funcional, cuando es deficiente, o mantenerla cuando esta sea normal.

La motivación principal de los pacientes para realizarse una rinoplastia sea el descontento con su forma o tamaño, es muy frecuente que el defecto nasal se acompañe de alteraciones respiratorias que han pasado desapercibidas porque siempre han respirado de esa manera. Ocurre con las deformidades de las estructuras que forman las válvulas nasales y que son fundamentales en la respiración nasal.

Otras causas que con frecuencia llevan a operarse son las secuelas o defectos provocados por anteriores rinoplastias, septoplastias, traumatismos, quemaduras y tumores. Estos casos suelen conllevar mayor complejidad y exigirán la utilización de técnicas reparadoras y reconstructoras.

En este post nos centraremos en la base de cualquier cirugía, que es la anatomía. Para entender la rinoplastia es necesario comprender la complejidad de la anatomía nasal y entender que la nariz es una estructura arquitectónica maravillosa cuyas formas están diseñadas para cumplir sus funciones respiratoria y olfatoria. Comenzaremos con la anatomía de lo que vemos desde afuera también llamada anatomía topográfica; tanto en su visión frontal y lateral de la nariz distinguimos:

  1. Glabela: región frontal inmediatamente superior a la nariz.
  2. Nasión: se corresponde con la sutura nasofrontal, inmediatamente inferior a la glabela. Normalmente es la parte más hundida del dorso y se encuentra a unos milímetros por debajo de la glabela.
  3. Rhinion: se denomina así a la unión ósteo cartilaginosa del dorso nasal.
  4. Dorso nasal: nace en el nasión y está formado por una arista y dos paredes laterales. En la parte superior se encuentran los huesos propios de la nariz y las apófisis ascendentes de la maxila y, en la inferior, los cartílagos triangulares.
  5. Válvula superior: se encuentra en la parte inferior del dorso y está constituida por los cartílagos laterales superiores o triangulares y la unión de estos con el borde anterior del septo. Es la parte más estrecha de las vías aéreas superiores (válvula interna) y se corresponde con la posición donde se colocan los injertos separadores para mejorar su funcionamiento.
  6. Supratip: es la más parte inferior del dorso, justo por encima de la punta nasal. El punto de transición se denomina “Supratip break”.
  7. Punta nasal: Es la parte más prominente o proyectada de la nariz.
  8. Domus o Puntos de definición de la punta: parte más prominente de la punta de la nariz que se corresponden a los dos puntos de luz en la visión frontal. Es la manifestación cutánea del ángulo o doblez de los cartílagos laterales inferiores en el punto de transición entre el cartílago alar y la crus intermedia.
  9. Triángulo blando: dos pequeñas concavidades a los lados de los puntos de definición de la punta. Representan el área de transición entre el lóbulo nasal y el borde de las alas o rima alar.
  10. Infratip: parte que se encuentra entre los puntos de definición de la punta (domus) y el lóbulo de la columela. Proporciona una transición suave desde la punta nasal a la columela.
  11. Alas nasales: forman los laterales de la punta nasal y unen el lóbulo de la punta con la piel de la cara.
  12. Columela: separa, a modo de columna, las dos narinas. Su consistencia se la proporcionan las crus medialis, parte más caudal de los cartílagos laterales inferiores.
  13. Ángulo columelo-labial: es el formado por el labio y la columela, mientras que el Ángulo Nasolabial lo será entre el labio superior y la nariz, es decir, entre el labio superior y la línea que va desde la base del ala de la nariz hasta la unión de la narina con la columela.

  • Tratamiento relacionado: Rinoplastia
  • Si deseas saber más sobre esta intervención, ¡envía una consulta a nuestro formulario web!

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Logo clínica Arquero
¡YA ESTAMOS!
Nos alegra comunicarte que ya están abiertas nuestras clínicas de Vigo y de Madrid.
  • Con todas las medidas sanitarias para protegerte.
  • Extremando la higiene en todas nuestras instalaciones.
  • Con cita previa y entrada escalonada.
  • Y, por supuesto, ¡con la profesionalidad, el
    buen trato y la energía positiva que siempre
    ha caracterizado a nuestros profesionales!
COVID19 FASE 1 ESTAMOS DE VUELTA
Llama y pide tu cita presencial, o si lo prefieres, una videoconsulta en citasonline@clinicaarquero.com
¡ESTAREMOS ENCANTADOS DE VOLVER A VERTE!